Reflexiones de desamor tristes

Si bien, tras el Desamor, nos ponemos a pensar que sucedió, y que pudo haber apagado la llama del amor, no siempre es bueno encerrarse en un solo pensamiento, también hay que ver el punto de vista de muchos y en especial, de aquellos con experiencia quienes han reflexionado en el amor.

Hoy, les dejamos algunas reflexiones de desamor tristes que nos harán ver o reconocer que pudo haber pasado y que podemos rescatar de aquella experiencia.


Ofrecer amistad al que pide amor,
es como dar pan, al que muere de sed.

Con tu historia y mis antojos,
con tu llave y mis cerrojos,
para bien o par mal, se terminó.

La amistad puede ascender a amor, y a menudo lo hace,
pero el amor nunca desciende a amistad.

El amor es hermoso, sólo mientras duran el contraste y el deseo;
después, todo es debilidad y costumbre.

Un corazón roto nunca vuelve a palpitar de la misma forma,
por mucho que nos empeñemos en demostrar lo contrario.


Lo contrario del amor no es el odio, sino la indiferencia.

Es mucho más fácil llegar a odiar a alguien a quien antes has amado,
que a alguien por quien nunca has sentido nada en absoluto.

Los amores son como los imperios:
cuando desaparece la idea sobre la cual han sido construidos,
perecen ellos también.

No ser amados es una simple desventura,
la verdadera desgracia es no amar.

Para cuando la razón entiende lo sucedido,
las heridas en el corazón ya son demasiado profundas.

Compártelo en:    Facebook Twitter Google+

Compartido a las
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)